5556161976 Dirección Instituto de Ecología, UNAM

Para enfrentar el cambio climático: la sostenibilidad

Clementina Equihua Zamora

El cambio climático, la destrucción de los ecosistemas, el crecimiento de la población humana, la demanda de recursos naturales, etcétera, son una realidad en las cuales están inmersas las sociedades modernas. Esta nueva realidad es compleja y pone ciertas presiones en las sociedades que varían dependiendo de muchos factores más, entre ellos las inequidades económicas.

     Muchos de los problemas que se viven en las sociedades modernas no son claramente discernibles, o pueden cambiar en complejidad dependiendo de factores externos, políticos y sociales. Por ejemplo, debido al cambio climático es de esperarse que las variaciones locales del clima provoquen más inundaciones, sequías, lluvias torrenciales, huracanes más intensos, etcétera. Estos problemas se pueden hacer más complejos por la destrucción de los ecosistemas y porque las poblaciones que los padecen no están preparadas para enfrentarlos y enfrentar situaciones imprevistas.

     Este tipo de problemas no se resuelven de una sola manera ya que tienen muchas aristas. En las ciencias de la sostenibilidad estos problemas, que son complejos por las diversas aristas que tienen, se denominan “problemas perversos” o en inglés “wicked problems”, porque sus características y condiciones no son obvias y son más complicados de resolver que lo que podemos percibir. Una traducción literal de wicked es “retorcido”.

     En el sentido estricto, los problemas perversos no se resuelven, se gobiernan y se debe conducir a la mejora de la situación social a través del buen gobierno. Para lograrlo se necesita de información, de una base legal y de una base técnica científica. Y las políticas públicas deben ser dinámicas, esto porque los problemas perversos no son estáticos, cambian con el tiempo, por situaciones imprevistas o por las características intrínsecas de cada sociedad.

     El desarrollo sostenible es la mejor manera de enfrentar estos problemas. La ONU habla por primera vez del desarrollo sostenible en 1987 en el documento “nuestro futuro común”. Sostenibilidad quiere decir que se satisfagan las necesidades humanas fundamentales al mismo tiempo que se intenta conservar los sistemas que soportan la vida en nuestro planeta.

     A raíz de la búsqueda de la sostenibilidad han surgido las Ciencias de la Sostenibilidad que el científico estadounidense Rober Kates describió en 2011 en un artículo que publicó en la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences:

     Es "un campo emergente de investigación relacionado con las interacciones entre los sistemas naturales y sociales, y de cómo esas interacciones afectan el reto de la sostenibilidad: satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las de las generaciones futuras”.

     La sostenibilidad busca integrar tres dimensiones: la ambiental, la económica y la social (incluida la socio-política).

      Recientemente, antes de salir de vacaciones, se celebró en la ciudad de Mérida el primer encuentro internacional del Laboratorio Binacional de Sostenibilidad, Vulnerabilidad y Adaptación al Cambio Climático. El laboratorio binacional una iniciativa conjunta del Dr. Enrique Graue, rector de la UNAM, y del Dr. Michael Craw, presidente de la Universidad Estatal de Arizona (ASU).

     El objetivo de este laboratorio, en el que juega un papel muy importante el Dr. Luis Bojorquez del LANCIS del Instituto de Ecologia, es estrechar la colaboración entre las dos universidades, las más grandes de nuestro continente, para fomentar el uso de herramientas y tecnologías de vanguardia sobre evaluación de la sostenibilidad.

     Este laboratorio, denominado SVACC por las siglas de Sostenibilidad, Vulnerabilidad y Adaptación al Cambio Climático, tiene como objetivos:

  • La creación de capacidades para avanzar en el estado del arte de la sostenibilidad en los Estados Unidos, México, Centroamérica y el Caribe
  • Brindar soluciones oportunas, eficaces, asequibles y escalables a los retos de sostenibilidad en la región que comparten los países del Golfo de México, Centro América y el Caribe.

De esta manera se busca lograr una mejoría tangible de las capacidades en la región para incorporar los principios de desarrollo sostenible en la toma de decisiones.

     Entre las tareas principales del laboratorio SVACC está permitir mejorar la capacidad para reportar el estado de la región a múltiples escalas, formular políticas coherentes e informadas, y facilitará el cumplimiento de las convenciones internacionales sobre desarrollo sostenible en la región. Para tal efecto, se constituirá en una red regional de ciencias de sostenibilidad de vanguardia y alto impacto.

     Para ello el LANCIS se conformará a manera de un nodo de generación, integración y síntesis que sirve de vínculo entre el ámbito académico, los tomadores de decisiones del sector público y los diversos sectores organizados de la sociedad. Así, el LANCIS está dirigido a ligar la ciencia y la toma de decisiones para facilitar el tránsito hacia la sostenibilidad en el país.

     La red buscará una mayor transparencia e inclusividad en las políticas públicas para así empoderar a las comunidades locales a través de la innovación tecnológica y el intercambio de mejores prácticas internacionales.

     Este laboratorio es una innovación académica en el sentido de que busca la creación de capacidades y el desarrollo de nuevos esquemas de investigación científica que permitan desarrollar mecanismos más eficientes para incorporar técnicas de vanguardia para enfrentar los problemas de sostenibilidad y vulnerabilidad que enfrenta la región.

     Estrechando la colaboración internacional y vinculando la ciencia y los procesos de toma de decisiones se busca el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en la región.

     El Laboratorio Binacional contempla la impartición de cursos y la certificación de individuos, agencias y organizaciones, así como la generación de soporte tecnológico y administrativo de última generación en la región.

     Los problemas complejos que enfrentan las sociedades modernas no se resuelven de la misma manera que se resolvían décadas anteriores. Ahora dependen de soluciones innovadoras que involucran a más actores sociales y la sostenibilidad es una de ellas.

Fuentes:

  • Asamblea General de las Naciones Unidas,  Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo. 1988. Nuestro Futuro Común. Alianza Editorial, Madrid.
  • Kates R. 2011. What kind of a science is sustainability science? PNAS 108 (49): 19449-19450.

Leer más noticias

Instagram

Facebook I.E.

Ligas de Interes